El paisaje de las nuevas economías

EL PAISAJE DE LAS NUEVAS ECONOMÍAS es el surgimiento de miles de iniciativas económicas que proponen un re-diseño innovador y sostenible de grandes temas como la alimentación, la vivienda, la moda, la movilidad etc. Que es abordado desde casi pequeños nichos económicos, y que en un marco un poco más amplio, gente como Joanna Macy llama el “Gran cambio” (1).

Observamos en tiempo real el diseño de nuevos modelos económicos que conviven y cooperan entre sí, en algunos casos adapta los modelos de negocio de las organizaciones, en otros los mejora y en muchos otros sencillamente rompe con lo establecido de forma disruptiva, adquiere ciertas características dependiendo el lugar de procedencia, y especialmente en su forma de imprimir mayor valor.

La tendencia general es poner a los usuarios en el centro del modelo de negocio, y así ofrecer una experiencia de valores compartidos entre la sociedad y la organización. Estos nuevos modelos piden observar la prosperidad de la organización, la sostenibilidad del ecosistema y finalmente la transformación de la sociedad y la economía(2).


Las economías y sus adjetivos

Pero profundicemos en lo comentado, ¿Podríamos catalogar estos nuevos modelos económicos desde el foco donde se pone la innovación?

El triple Balance en las Nuevas Economías

Si filtramos todas estas nuevas economías a través de la óptica del Triple Balance, nos encontramos por ejemplo que:

Economía Social, las empresas sociales, la Economía Plata y la Economía Feminista en una economía que propone a la persona como beneficiario último de la misma.

Por otro lado, podríamos agrupar otras economías que hablan de proteger nuestro y nuestra relación con el mismo, hablamos de Transitions TownsEconomía Verde, incluso la Economía de los Comunes. Y finalmente aquellas economías y nuevos modelos que hablan de innovar en la forma de capturar valor económico, podríamos hablar de servizitationEconomía CircularEconomía Colaborativa y algunas más.

Pero nos encontramos con un problema a esta categorización, y es que muchas economías, no solo son verdes, sino centradas en las personas, como la economía azul, o no solo propone una nueva forma de imprimir valor al servicio, sino que poner a las personas en el centro de la ecuación como la Economía Colaborativa.

Tipos de innovación en las nuevas economías: incremental vs disruptiva

Modelos evolutivos vs modelos disruptivos

Aquí una segunda categorización que quizá nos ayude a arrojar un poco de luz. Como avanzamos anteriormente, existen distintos niveles de innovación en la forma de relacionarnos dentro de este nuevo horizonte. Por un lado los que proponen reformas y ajustes (en mayor o menor medida) para adaptarse y quizá evolucionar hacia nuevas realidades, que podríamos llamarlos, evolutivos. Y por otro lado están los modelos que rompen con el formato clásico de la economía, los modelos disruptivos.

Ambos grupos entienden que en este nuevo paisaje de transformación social, ya no sirven los indicadores convencionales: el balance económico en lo micro y PIB en lo macro. Con lo cual se enfrentan la necesidad de repensar el éxito económico.

En este marco, el grupo evolutivo podría componerse de movimientos como Economía del Bien Común, B Corps, Triple Balance, etc. Mientras que en el segundo grupo encontramos a la Economía Colaborativa, Economía Circular, economía azul, servitization etc.

Lo interesante de este segundo análisis, es que podríamos incluso atrevernos a hablar de dos tipos de innovación en este paisaje de nuevas economías: En el primer grupo encontramos que lo importante no es el servicio, sino la forma de producirlo. Lo importante es el modelo de gestión y sus resultados ante los valores que promueve la sociedad actual. Mientras que el segundo grupo pone el acento en la innovación del modelo de negocio. Lo importante es capturar valor de una manera disruptiva, y dependiendo del caso produce impacto sobre el entorno y/o sobre las personas.

¿Y qué pasa con la Innovación Social?

De forma muy escueta, la Innovación Social se podría definir como nuevas maneras de resolver retos sociales, desde las personas para las personas. ¿Podríamos decir entonces, que los nuevos modelos económicos que dejen espacio para la acción social podrían dejar espacio para la innovación social? y aquí tengo mis dudas, por que la innovación social tiene carácter sistémico. En un momento dado la afirmación sería la siguiente:

Los nuevos modelos económicos People — Profit — Planet deberán incluir en sus raíces, no solo la transformación de la empresa como motor de la economía, también tiene que pensar en la administración publica como plataforma de acción, conector e impulsor de este cambio y por último en la ciudadanía como eje receptor y co — creador de este nuevo jardín que estamos todos y todas comenzando a cultivar.